lunes, 24 de noviembre de 2014

"NO ESTAMOS LOCOS" (2013) El Gran Wyoming

Este libro, aún pudiéndose considerar un ensayo, rompe la línea de ensayos sesudos que llevo hasta el momento. Y no lo digo porque el ensayo del humorista Gran Wyoming sea simplón, jocoso o erróneo. No lo es. De hecho el estilo de humor irónico del autor, no tiene ningún efecto ante toda la desgracia nacional que retrata. La sensación que me ha dejado al leerlo, no ha sido ni de lejos comparable a otros libros mucho mejor elaborados. Otros libros que he tratado en mi blog tratan temas muchos más sangrantes, literalmente más sangrantes, y mucho más perturbadores. Sin embargo, la lectura de este libro me ha dejado machacado. La narración sumarial de un caso de corrupción tras otro, el vínculo de las instituciones y los demócratas que nos gobiernan con el franquismo más rancio, la impunidad de la clase dirigente, un país cuyo pasado y presente parece sacado de un tebeo de Mortadelo y Filemón, etc., la lectura de todo eso me ha dejado noqueado. Mi desazón, incluso desesperación, aumentaba según iba recordando renglón a renglón, todos esos casos olvidados, pero que he vivido con cada Telediario. Algunas veces he tenido que consular Internet para ver si lo que decía el autor era una exageración o una broma. No lo era.

Y si digo que no es un ensayo de los sesudos, lo digo porque el mismo autor así lo ha querido. Avisa de que no usará referencias y lo escribirá todo según le vaya saliendo. No tiene un armazón ideológico y apenas una mínima estructura en capítulos. Se limita a contarnos como han sido los desmanes de los políticos, la judicatura y el papel que de la Iglesia católica. Nos explica, en definitiva cómo hemos llegado a estos lodos, echando un vistazo a aquellos polvos.

Así que en la misma línea, mencionaré aquí algunas ideas sueltas, otras más contextualizadas y los casos más llamativos, sin pretender tampoco ninguna coherencia estructural.

LAS CITAS BÁRBARAS DEL ESPAÑOL CASTIZO


"Venimos de un país de hidalgos", es decir, de una nobleza que está acostumbrado a no pagar tributos, y de ahí nuestra tendencia a engañar a Hacienda. Wyoming nos recuerdo episodios tan tristes para el país como aquellos de los que surgieron los lemas "vivan las cadenas", "muera la inteligencia, o "viva la muerte", que se gritaron muy orgullosamente en el pasado. No es broma. Al igual que la frase Montoro, Ministro de Hacienda, en los pasillos del Congreso: "¿Y si se hunde España? Que se hunda." En "El Intermedio" entrevistaron a quien reveló esta conversación para confirmar si lo decía en serio o no. Por lo visto, lo decía en serio, ya que el fin (hundir a Zapatero) justificaba los medios (hundir a España con una intervención).

EL ESTADO DEL BIENESTAR COMO CONCESIÓN PARA MITIGAR UNA REVOLUCIÓN

Con la revolución rusa se abolió el derecho de propiedad, y con él la forma más elemental de poder. Las relaciones entre las clases se igualaron de la noche a la mañana, o eso se decía. Este temor trascendía las fronteras, y la clase dirigente del resto de Europa prefirió arrojar algunas migas, antes que entregar el sistema entero:
"El sistema tradicional tuvo que ponerse la pilas para demostrar a los obreros que se vivía mejor en la opresión que en la emancipación y comenzó a hacer concesiones. Se decidió dar otra forma a la relación ancestral amo-currante [...]
Una consecuencia de sus experimentos para frenar el auge revolucionario fue ese disparate llamado Hitler. A los mandatarios europeos, en principio, les parecía un tipo estupendo, a fin de cuentas era uno de los suyos: lo fabricaron para combatir la proliferación de comunistas y socialistas. Pero, como en el mito de Frankenstein, el monstruo acabó rebelándose contra su padre creador y se lo zampó."
[...]
España se quedó al margen de los aires democratizadores que las tropas aliadas trajeron a Europa tras el fin de la segunda guerra mundial. Sorprendentemente, a pesar de que Franco era aliado de Hitler, pasaron de largo, [...] pensaron que les sería más fácil comprar a Franco que a un pueblo soberano, y así fue.
[...]
Lo del Estado del bienestar cumplió con su función y permitió que elementos de las clases sociales más bajas dieran un salto y penetraran en los estamentos de poder. [...] Después de la segunda guerra mundial se alcanzó un periodo inaudito de paz social que en algunos países, como los escandinavos, gracias a la redistribución de la riqueza, dio unos frutos de bienestar social asombrosos.
La revolución desapareció del horizonte político en Europa. Los líderes revolucionarios seguían hablando de la inminencia de la toma del poder por las hordas proletarias, pero nadie, ni ellos mismos, creían que tal cosa fuera a ocurrir. Probablemente tampoco lo deseaban, [...] Gracias a la lucha de los trabajadores, los gobiernos hacían concesiones con el fin de que la cosa no se radicalizara, [...]"

ESPAÑA ES EL PAÍS FAVORITO DE LA VIRGEN MARÍA

Esta afirmación se puede sostener con seriedad si nos creyésemos todas las apariciones. "No ha habido municipio en España que no tenga su propia aparición". Y comenta los antecedentes sospechosamente similares del cristianismo, así, según Robert Graves, "el culto a María no sería más que la sacralización de los distintos ritos que se profesaban a la 'Diosa Blanca". Igualmente los solsticios de invierno y verano tenían un origen pagano, que pasaron a ser la noche de San Juan y Nochebuena.

UN DIOS FACHA

"Aquí en España, el golpe de Estado de Franco que trajo una dictadura de cuarenta años tuvo la calificación de santa cruzada, a pesar de que fusiló a curas que no eran de su cuerda. El general Mola, de una tacada, se pulió a catorce curas vascos. Cuando el Vaticano canonizó a los curas que mataron durante nuestra guerra civil, no se les incluyó, se alegó que no murieron por 'odio de la fe', sino por 'cuestión política' y, como dijo Mola en su día, por 'separatistas'. Por no estar en el bando de los buenos les han sacado de la estampita. Dios siempre está con los golpistas, debe ser de derechas o de centro y, lo que es seguro: es partidario de la unidad de España. También de las dictaduras de Latinoamérica."
Recordemos que de todas las crisis políticas y morales que hayan podido pasar en casi 40 años de democracia, la única vez que la jerarquía eclasiástica consideró oportuno salir a la calle para entrar en política, fue cuando se aprobó el matrimonio gay. Ni la guerra de Irak que fue la manifestación mundial más grande de la historia, ni las manifestaciones contra ETA, ni siquiera las manifestaciones anti-abortistas. El verdadero peligro son los maricones. Tiene huevos la cosa. Esto debería hacer pensar a todos aquellos que todavía otorgan cierta imparcialidad y modernidad a los retrógados que ocupan puestos de responsabilidad en el clero. Esta es la Iglesia que están apoyando todos los católicos cuando callan y no se rebelan contra su jerarquía.

UNA IGLESIA ROJA... CENSURADA

De vez en cuando se cuela algún disidente dentro de la Iglesia, como el Cardenal Tarancón, que amenazó con excomulgar a Franco cuando éste se metió con un obispo vasco que salió reivindicativo. Al final Franco reculó. Esto para que luego algunos se amparen en que no podían hacer nada y todos seguían órdenes. Pero a él se la tenían guardada todos los fachas que le gritaron "al paredón" en el funeral de Carrero Blanco.

Con menor éxito, a los religiosos comprometidos con pobres y marginados sociales del Barrio de Entrevías de Madrid, les cerraron su parroquia de San Carlos Borromeo.

AUNQUE TE CAGES EN DIOS, SEGUIRÁS SIENDO CATÓLICO

El concordato actual con la Iglesias también viene de los tiempos de Franco, cuando se negoció y se renovó tras su muerte. Según el concordato el estado financiará a la Iglesia "directa e indirectamente", cosa que no sucede con otras religiones a pesar de que España es aconfesional. La excusa es que la mayoría es católica. Pero cuando alguien quiere dejar la Iglesia, no le dejan. El ejercicio de la apostasía ha sido dificultado durante décadas. Ahora aunque finalmente lo consigas, no te borran de la lista de católicos, y siempre constas como tal hasta el fin de tus días, o el fin de los tiempos. Esta tomadura de pelo es avalada por el propio Tribunal Supremo, que argumentando que las partidas no están ordenadas por orden alfabético, sino por orden cronológico, concluye que no son ficheros, y que por tanto al ciudadano no le asiste la Ley de Protección de datos y rectificación de los mismos. De órdago.

LA IGLESIA ADQUIRIÓ LA MEZQUITA DE CÓRDOBA POR UN TRÁMITE DE 30 EUROS

Precisamente esa misma Ley de Protección de Datos nos impide conocer las inmatriculaciones de la Iglesia, es decir, las propiedades sin registrar que la Iglesia (y solo la Iglesia) se ha autoadjudicado gracias a una ley que Aznar sacó en 1998, sin necesidad de notario, solo un obispo. El caso más escandaloso es el de la Mezquita de Córdoba, que la Iglesia inmatriculado por un coste de 30 euros. Estas cosas son las que me dejan noqueado. Voy a Internet a ver si es una exageración de Wyoming, y veo, con tristeza e impotencia, que es verdad. Y lo que es peor... yo esto lo había leído antes, pero ya tras tanta barrabasada, lo había olvidado.

EL BANCO DEL VATICANO Y LA MAFIA

Quien haya visto el Padrino III se figurará que todo es una trama cinematográfica bien urdida, pero la historia una vez más supera a la ficción. Las dos personas que han intentado esclarecer las cuentas de ese banco (que no es técnicamente un banco, sino un "Instituto para Obras de Religión", pero que funciona como un banco) han terminado bajo tierra. El primero fue Juan Pablo I, que murió súbitamente en circunstancias nunca aclaradas, ya que el Vaticano se negó a hacerle una autopsia. Con Juan Pablo II el banco no tuvo problemas, pero con Benedicto XVI volvimos a ver un episodio más de esta pelicula de mafiosos. El Papa encargó a Ettore Gotti Tedeschi la misión de limpieza, pero este encontró tantos y tan importantes nombres de políticos y mafiosos que se asustó, se retiró, contrato escoltas y, para protegerse,  dejó copias de su informe a personas de su confianza.

Roberto Calvi terminó peor. Tras protagonizar una huída con pasaporte falso y con un maletón de documentos comprometedores, envío una carta al Papa prometiéndole que no revelaría nada. Amaneció ahorcado en un puente de Londres y los acusados que le acompañaban quedaron absueltos.

Uno de los acusados absuelto que acompañaba a Calvi en su fuga a Londres era Flavio Carboni, empresario de la construcción y exsocio de Silvio Berlusconi en Cerdeña. Carboni vendió los documentos comprometedores de Calvi a un obispo amigo personal de Juan Pablo II. De los documentos no se ha vuelto a saber nada.
El diario El País publicó este mismo año un extenso artículo en el que relataba los orígenes de fondos millonarios del Instituto para Obras de Religión procedentes del crimen organizado, tráfico de drogas, mafia..., y las siniestras relaciones de esa entidad con dichos grupos. El artículo desapareció de la red a los pocos días y es imposible consultarlo.

EL LENTO DESPERTAR DURANTE LA DICTADURA

En los últimos años de la dictadura era difícil mantener el país tan cerrado e impermeable como le gustaba al régimen. Los turistas visitaban España y descubrían a todo un ejército de ciudadanos salidos ante los escotes de las damas europeas. Los libros censurados empezaban a llegar en determinados ambientes y la República, censurada por los vencedores de la guerra, comenzó a conocerse como un sistema democrático porque el caos y la anarquía se habían adueñado de las calles."

LA SEGUNDA REPÚBLICA TRAICIONADA

La Segunda República se nutría de una gran participación de las mentes más brillantes en política, filosofía y el progresismo más ilustrado. Obtuvieron una gran victoria democrática, largamente ansiada y respaldada por muchos movimientos populares que se organizaron alrededor del liberalismo (que entonces era el antagonista del conservadurismo, lo que sucede es que ahora los conservadores les gusta llamarse liberales, pero solo lo son en la economía). Pero los poderes fácticos se pusieron a trabajar para frenar este nuevo horizonte en el que sus privilegios se veían amenazados, y terminaron ideando a un agente desestabilizador llamado Falange Española. Apropiándose de las consignas populares y haciendo uso de la violencia reimplantaron el pistolerismo en las calles con gran éxito, a pesar de su fracaso electoral. A punto estaba la Falange de dar un golpe de estado, cuando Franco se les adelantó en el último momento. Después de negarse inicialmente a colaborar con los golpistas, y traicionar su juramento a la República, Franco dio un golpe de estado. Golpe de estado que, por cierto, no tuvo éxito. Fue la resistencia del pueblo la que empujó a Franco a persistir en su apuesta golpista hasta generar una guerra civil. Cuando los golpes de estado tienen éxito, no hay necesidad de guerras.

UNA GUERRA CIVIL CON BÁRBAROS A AMBOS LADOS

Es cierto lo que se suele decir: en ambos lados de la guerra se cometieron asesinatos. Pero el autor aclara un matiz. Mientras que los excesos del bando golpista eran jaleados, tolerados, ordenados y justificados, los de la legalidad vigente eran castigados; el crimen, el saqueo y la violación eran castigados con la pena de muerte. Eso no quiere decir que la república consiguiese frenar en gran medida a sus bárbaros, pero se les perseguía. El mismo matiz que diferencia enarbolar una bandera franquista de una repúblicana: quienes pretenden igualarlas por su preconstitucionalidad, olvidan que una era la de un estado democrático, y la otra la de una dictadura que abolió por la fuerza aquella democracia.

LA BOMBA NUCLEAR DE ALMERÍA

El Gran Wyoming no se fía en absoluto de los datos tranquilizadores suministrados por la prensa del momento, ni de los baños de Fraga para demostrar que en Palomares no había residuos nucleares tras caer las famosas bombas nucleares. De hecho afirma que "todavía esa zona es la más contaminada con plutonio de todo el planeta [...] Todavía a día de hoy los datos señalan que el índice de contaminación en aquella zona supera en veinte veces el máximo para una vida saludable.

HISTORIADORES NEGACIONISTAS

Algunos negacionistas pretenden  hacernos creer que la guerra civil empezó en realidad en 1934, y no en 1936 como todos hemos estudiado en la escuela. ¿Por qué? Según el autor, porque al entrar Franco en el golpe de estado por la puerta trasera, queda retratado como un traidor y un cobarde que se sube al caballo ganador en el último momento. Sin embargo, si se defiende que su acción militar contra la revuelta de anarquistas en Asturias en 1934 es el comienzo de la guerra civil, ya quedaría involucrado en el plan golpista desde sus orígenes, y se situaría del lado de la legalidad sin necesidad de traicionar ningún juramento.

LA TRANSICIÓN FUE UNA FARSA

El pacto con las clases dirigentes fue dar ciertos pasos simbólicos hacia la democracia a cambio de seguir en sus puestos. Los de siempre debían seguir manejando la nave y evitar cualquier acción de la justicia, y a cambio prometían contener a "la bestia" de los más extremistas y evitar un golpe de estado u otra masacre. Con el terrorismo matando gente de un lado, y los franquistas conteniéndose para dar cumplimiento a aquella promesa, la gente temía un estallido de la violencia generalizado, y como estaban hartos de eso, el pueblo tragó.
El Gran Wyoming salva a Adolfo Suarez de esta amarga crítica, pero no así a Manuel Fraga, ese "padre de la constitución", "alguien que ha dedicado su existencia a luchar para que los ciudadanos carezcan de derechos elementales pasa a la historia como impulsor de la democracia y de la constitución que la regula. Por eso al autor se le ponen los pelos de punta cuando oye que alguien quiere recuperar el espíritu de la Transición.

"En España todo quedó en su sitio. Funcionarios, policía, jueces... Los políticos franquistas se reconvirtieron y se reciclaron en partidos legales.
Por eso a los liberales les gusta tanto hablar de aquella Transición, porque significó, de hecho, una amnistía para los franquistas y la legalización de sus fechorías.
Se suele describir aquel periodo como una época de equilibrio, confraternidad y reconciliación. Nada más lejos de la realidad. Hay que tener en cuenta que, como decíamos, la política, el ejército y los jueces seguían siendo los mismos y la seguían pagando con los mismos."

UNA TRANSICIÓN PODRIDA, GENERÓ UNA DEMOCRACIA Y UNA JUSTICIA PODRIDA

El PSOE capitalizó electoralmente toda la lucha que el PCE había desarrollado prácticamente en solitario. El éxito del PSOE fue tremendo.

"¿Cómo llevaban los antiguos militantes clandestinos de izquierdas compartir escaño con sus verdugos? La generosidad fue grande y generalizada, los represaliados no exigieron justicia. También es verdad que la justicia no estaba para esos trotes. Muchos de los jueces y fiscales españoles fueron colaboradores imprescindibles en la causa de la dictadura contra los ciudadanos. Ni siquiera los más significados rindieron cuentas de sus abyectas decisiones. Lejos de ello fueron promocionados [...]."

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE LOS GAL SUSPENDIDA POR... EL PARTIDO POPULAR.

Esta comisión se montó sin ningún convencimiento de principios, tan solo para hundir al PSOE. La prueba de ello es que cuando se enteraron que el general Saenz de Santamaría iba a declarar sobre toda la guerra sucia, y no solo la del GAL, saltaron las alarmas y suspendieron la comisión. El temor de que se conociesen las torturas y asesinatos cometidos bajo el gobierno de UCD, muchos de cuyos miembros militaban en ese momento en el PP, hizo que un general controlase una investigación parlamentaria. Bueno es recordar las palabras de este militar que Wyoming ha olvidado mencionar en su libro: "en la lucha contra el terrorismo, hay cosas que no se deben hacer. Si se hacen, no se deben decir. Si se dicen, hay que negarlas".

NO SOLO LOS POLÍTICOS, TAMBIÉN EL PUEBLO CAMUFLÓ SU PASADO

Los que firmaban penas de muerte, a los dos años redactaban la constitución. ¿Qué se puede esperar de una Transición así? Los hijos y nietos de los vencedores, algunos en el poder como buena casta que ha sabido transferir sus poderes bajo un barniz democrático, les impiden ahora a los nietos de los perdedores que entierren a sus víctimas.

"Esa falta de pudor, ese mantenimiento de un estilo absolutista, chulesco y arrogante, que debió abolirse con la dictadura, es una de las características más simbólicas y definitorias de la marca España."
 Pero no solo los políticos, gran parte del pueblo se ha camuflado bajo el manto de la democracia. ¿O es que los entusiastas del franquismo desaparecieron al morir Franco?

"Durante el franquismo, la inmensa mayoría de los españoles era del régimen. Unos de forma activa, otros por comodidad y cobardía, y muchos porque habían perdido la costumbre de pensar. La realidad es que se miraba para otro lado mientras aquí se robaba, se secuestraba, se torturaba, se fusilaba y se incautaban bienes a los disidentes."
EL ROBO DE LOS SÍMBOLOS

En su origen, el liberal político era partidario de la Ilustración y la Revolución Francesa. El término liberal, asociado a la libertad y a las Cortes de Cádiz que se oponían a la invasión francesa, ha sido adoptado con éxito en el terreno económico. Pero un liberal económico, no es lo mismo que un liberal político. Ahora a los conservadores les gusta llamarse liberales, cuando los liberales fueron precisamente los que se oponían a los conservadores. La doctrina económica liberal limita la intervención del estado a su mínima expresión, para dejar libertad al mercado para que crezca sin restricciones impuestas por políticos. Dando facilidades a quien contrata, generaremos más contrataciones, y así subiremos sin límite. El precio que hay que pagar es encogerse de hombros ante la desigualdad de condiciones, bolsas de pobreza o los abusos de ávidos capitalistas sin escrúpulos que exprimen a los trabajadores. "Nadie es perfecto", dirían los más beneficiados.

Igual pasó con "Alianza Popular", el primer gran partido de la derecha escogió como nombre un adjetivo asociado históricamente a la izquierda. Y pronto los fascistas empezaron a usar el término facha, otrora lucido con orgullo, como insulto a los demás. Igual transformación ocurrió con el término nazi; los mismos que negaban el Holocausto judío y pintaban a los alemanes como los buenos de la II Guerra Mundial, ahora lo usan para desprestigiar a la plataforma antidesahucios y Ada Colau.

Wyoming piensa que si mucha gente se aparta de la política, es precisamente por esta confusión terminológica:

"Rematando el tema de los símbolos, este autor se quedó de piedra un día que coincidió con una manifestación de liberales, neoliberales, neocons, conservadores, de centro, de derechas, que en todos esos apelativos se conocen, que gritaban a coro: "El pueblo unido jamás será vencido." Esa consigna por la que en mis tiempos mozos uno podía ir a la cárcel también se la habían apropiado. No habían dejado nada para el recuerdo. Cualquier símbolo de la lucha por la libertad de otro tiempo había quedado desposeído de sentido. Se habían quedado con todo. Por eso, mucho jóvenes que provienen de ese mundo que ellos llaman apolítico afirman que no existe la derecha ni la izquierda, que son términos obsoletos que no van a ninguna parte. Pues sí que existen, y también la extrema derecha a la que pertenecen algunos de los que hoy desempeñan cargos de responsabilidad."

CASO BONO

Durante una manifestación contra la política antiterrorista del gobierno socialista, se detuvieron a dos personas que agredieron al entonces Ministro de Defensa José Bono. Las agresiones no pudieron demostrarse, a pesar de algunas fotos que todos pudimos ver, y no solamente los militantes del Partido Popular quedaron en libertad, sino que denunciaron a los policías que tuvieron que librar una larga batalla judicial hasta que finalmente ganaron en el Tribunal Supremo. Por supuesto, tras esta absolución que incluía un reconocimiento de que los dos agresores efectivamente intentaron la agresión (y en el caso de agresión contra la autoridad la mera tentativa es punible), nadie les ha oido decir una palabra a estos dos sinvergüenzas. Cuando salieron del juicio que les absolvía, se retrataron como víctimas, pero tras la sentencia del Tribunal Supremo que justificaba su detención se escondieron debajo de las piedras. Ningún caso como éste retrata mejor, la ira colectiva que se apoderó de la derecha cuando Zapatero accedió al poder. Cuando señores y señoras que no son violentos ni kaleborroka, que sepamos, llegan a intentar agredir a un ministro, es porque estaban llenos de ira y fuera de si, como se puede ver en las fotos. Sin duda las declaraciones de Rajoy de que Zapatero "traicionó la memoria de los muertos" ayudan al incendio. Y es que Zapatero tenía algo misterioso que generaba ira en la derecha, me da la impresión que mucho más que si hubiese sido comunista.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y GUERRA DE JUECES

Los informativos de TVE han pasado de ser premiados internacionalmente a recibir una amonestación del Consejo de Europa.

Cuando la ley prohibía a un grupo extranjero tener más del 25% del accionariado, Berlusconi tenía el 80% de Telecinco, y el juez Garzón andaba detrás de él magnate italiano por evasión fiscal, pero tuvo que pedir el suplicatorio ya que era europarlamentario. ¿Qué hizo Aznar para ayudar? Primero cambió la ley aumentando el porcentaje que podía tener Berlusconi y después retuvo la solicitud de suplicatorio. A cambio Berlusconi le dejó el yate a la hija de Aznar cuando se casó, a cuya boda asistió, y hizo de intermediario para que su marido contactase con el mundo empresarial en Italia. El descaro es que esa ley que legalizaba la situación de Berlusconi salió dos días después de la famosa boda... todo muy digno de la mafia.

Todavía recuerdo el Caso Sogecable, y como el periódico El Mundo y Anguita entronizaban al juez Gómez de Liaño, que se atrevió a ir contra el gigante mediático Prisa por un caso de apropiación indebida. A mi también me parecía que este juez estaba haciendo un buen servicio a la ciudadanía, pero tras ver como se apuntó a defender a Bárcenas, diciendo que su estrategia judicial no sería "tirar de la manta", me replanteo mi admiración. Prejuicios políticos aparte, el caso es que lo acusaron de prevaricación y lo apartaron de la carrera judicial, aunque finalmente obtuvo una victoria moral al ganar en el Tribunal de Estrasburgo. Sin embargo, el PP no esperó a esa sentencia, lo indultó unos años después. Qué curioso que por el mismo delito no indultaran a Garzón. Para liar más la cosa, Garzón intervino en el caso Sogecable, acusando de imparcial a Liaño. No he oído ni a Wyoming, ni a Anguita, ni a nadie, desenmarañar satisfactoriamente todos estos intereses y guerras judiciales. Por cierto, tampoco lo  he oído hablar de Joaquín Navarro Esteban, famoso juez almeriense de izquierdas que dio muchos titulares y que primero era amigo de arzón para después convertirse en enemigo. Pero... quizás la pretensión de encasillar bajo coordenadas partidistas la acción de estos jueces sean en sí misma injusta, o al menos, mucho más complicada de lo que pienso.

DESPRECIO POR EL PUEBLO

Perros que van "ladrando su rencor por las esquinas", así se refería el presidente de un gobierno europeo a la oposición y los ciudadanos que se manifestaban en contra de la gestión de El Prestige. Aznar por supuesto, ¿quién lo dudaría?

LA VOLATILIDAD DE LA ECONOMÍA FINANCIERA SIN CONTROL

Las agencias de clasificación que deciden la calidad de un sistema financiero al clasificar el riesgo de impago del emisor de una inversión, empresa o estado, son negocios privados, no son organismos oficiales o árbitros imparciales. Sus juicios condicionan economías enteras y a veces las hunden. Dos días antes de las quiebras más importantes de los últimos tiempos, Enron y Lehman Brothers, ambas obtuvieron buena nota. A pesar de estruendoso fracaso de su profesionalidad, siguen decidiendo nuestro futuro económico. Y lo hacen conforme a un sistema cuasi-mágico, ficticio. Las acciones suben y suben, se compra y se compra, y el precio cada vez sube más, pero todos saben que en realidad la empresa no vale eso. Pero así funciona. De esa ficción sacan el beneficio. Eso son las burbujas. Todo es tan volátil y tan etéreo, que cualquier rumor hace se tambalee todo, porque no está el dinero en ningún sitio, todo son valores bursátiles. Esto le parecerá normal a un entendido en bolsa, pero para los que nos movemos con dinero real (y no nos enteramos de lo que pasa en los bancos) nos parece increíble que nuestras vidas reales dependan de estas ficciones con las que tanto se forran unos cuantos.

No sé si otra forma de economía es posible hoy en día, pero al menos, seguro que será posible otros tipo de controles a esta ficción financiera. Gente tan diferente como Merkel o la asociación izquierdista ATTAC "están pidiendo la creación de una agencia de calificación pública europea".

"La mayoría de la gente piensa que ya está funcionando, que una cuestión tan importante está en manos 'oficiales'. "¡Que no, que no es así!"
Las mayores empresas del Ibex35 han aumentado sus beneficios un 302% (a 3 de octubre de 2013), y la banca ha pasado de unas pérdidas de 3609 millones a unos beneficios de 9507 millones de euros, si a eso le añadimos que le banca ha recibido ayudas en 2009 por un valor de 97.047 millones... debo ser muy torpe en economía, lo sé, pero algunas cosas me suenan a pitorreo y no creo que vaya mal encaminado.

CULPAR AL PUEBLO QUE VIVÍA POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES

Cuando estalló la crisis se empezó a decir que la gente vivía por encima de sus posibilidades. Era el pueblo el que había abusado del estado del bienestar y sus prestaciones, y había pedido demasiado al sistema financiero. Ni el capitalismo, ni sus más altos representantes financieros eran responsables, todo estaba bien ideado y funcionaba perfectamente, pero la gente se le había subido a la cabeza el comprar y endeudarse. Lo de vivir por encima de las posibilidades es un sinsentido que ya denunció José Luís Sampedro: si se vive es porque no se está por encima de la posibilidad, d elo contrario no se podría vivir. El problema es que la posibilidad te la engrandece un banco con un préstamo. Ese préstamo no lo decides tú sino el banco, a través del "bastanteo". Por mucho que pidas, "un banco nunca te va a dar más dinero del que tú puedas llegar a pagar en las circunstancias que alegas cuando solicitas el préstamo."

CASO GARZÓN

El juez Garzón ya investigaba la Gürtel antes de que todo explotara en mil pedazos. El juez Varela que juzgaba a Garzón, resulta que le dijo cómo hacer exactamente un escrito para que fuera aceptado por él mismo. Este tipo de cosas no son broma, han sucedido de verdad en este país. De repente al juez le llovían causas y pasaba de héroe a villano. ¿Qué se puede esperar de un sistema judicial que no reacciona ante esto? ¿Qué se puede esperar de un Tribunal Constitucional cuyo presidente milita en el partido del gobierno, y se muestra en contra de procesos que luego tiene que juzgar, y ni dimite ni lo apartan de su cargo? Una vergüenza.

Resumiendo el motivo porque el que condenaron al juez Garzón, Wyoming nos cuenta:

Resulta que se cargaron a Garzón porque había descubierto unas cuentas en Suiza de millones de euros, relacionadas con el caso que instruía, que se seguían moviendo a pesar de que sus titulares estaban en prisión y en régimen de aislamiento. Los encarcelados solo tenían contacto con el exterior a través de sus abogados. Garzón pidió autorización a otro juez para que le dejara intervenir las conversaciones entre los abogados y los reclusos y, en efecto, esas escuchas demostraron que los abogados actuaban de correos. Le procesaron por ello y le expulsaron de la carrera judicial.
Para saltarle al cuello a Garzón, se dijo que había conspirado con el ministro de justicia Bermejo, y la prueba de ello era unas fotos en las que estaban en una cacería un día después de producirse las primeras detenciones de la trama Gürtel. El ministro socialista tuvo que dimitir, pero poca gente reparó en que la cacería había sido organizada por hombre del PP.

CASO PINOCHET

Una prueba más de que los partidarios del régimen franquista ocuparon las instituciones, y la intoxicaron con su filias y sus fobias, fue el informe que Eduardo Fungairiño, fiscal jefe de la Audiencia Nacional, realizó cuando Garzón quiso extraditar a Pinochet:

"Las Juntas Militares en Argentina y Chile no pretendían sino la sustitución temporal del orden constitucional establecido mientras se subsanaban las insuficiencias de ese orden constitucional para mantener la paz pública"

Esa fue la defensa que desde la fiscalía, se hizo de Pinochet, un dictador fascista que se enfrentaba a la jurisdicción Universal: única oportunidad para hacerle pagar por sus crímenes. Wyoming nos lo traduce:

"Las insuficiencias del orden constitucional" a las que hace referencia el fiscal jefe no eran otra cosa que la victoria del Frente Popular de Salvador Allende en las urnas. Gana el rival, se le mata, de paso a miles de sus seguidores a los que se va a buscar a sus casas, y se restablece el orden y la paz. Así definía Fungairiño el secuestro, el asesinato, la tortura, la mutilación y la desaparición de miles de ciudadanos en Argentina y Chile: 'sustitución temporal del orden constitucional para mantener la paz'. [...] Es esta connivencia de las instituciones con el fascismo la que nos ha traído hasta aquí, a este momento de complacencia en la corrupción que pone en jaque al sistema.
Recientemente una comisión de la ONU se ha mostrado sorprendida por la situación en la que todavía se encuentran las víctimas de la dictadura, hecho que consideran insólito.
[...] ante el avión que le llevaría de regreso a Chile, una emocionada Margaret Thatcher [...] estaba muy agradecida a Pinochet por 'haber devuelto la democracia a Chile'"


DESALENTADOR PANORAMA Y SENSACIÓN DE IMPOTENCIA

El libro recupera muchos más casos, como el de los trajes de Camps, o el del 11M al que Wyoming declina entrar por las arcadas que le dan al pensar la miseria moral que usó el gobierno de Aznar. Y tantos y tantos y tantos otros, que consigue transmitir al lector una sensación de hastío general y "una depresión profunda al comprobar en manos de quién estamos".

A LO GEORGE BERNARD SHAW

A parte de la ironía mordaz, pero mucho más lejano del rigor y adoctrinamiento socialista, el Gran Wyoming me recuerda en algunos párrafos al dramaturgo G.B. Shaw, que no hace mucho traté en mi blog, advertía que su posición socialista no era de clase, ya que era capitalista y propietario. Wyoming igualmente confiesa que escribe desde el bando de los vencedores, pues en su entorno familiar todos fueron franquistas. Así que no habla "desde el rencor inevitable de aquel al que han privado de lo esencial". Si escribe en contra de estos privilegios de casta es porque no los considera justos. Y cuando se le acusa de ser un hipócrita por defender los servicios sociales siendo rico, aduce un pragmatismo shaviano:

¿Paradójico? Por qué debe ser una norma insalvable que el que más tiene se dedique a pisotear los derechos de los que tienen menos. Cuando apuesto por la paz social derivada de una buena administración de las prestaciones sociales, no solo lo hago porque lo considero justo, mi opinión también está condicionada por el egoísmo. Yo vivo mejor en un mundo donde los demás viven bien. Para mí la vida no es una competición en la que los triunfadores, los listos, restriegan sus logros. Yo sigo creyendo en la igualdad de oportunidades, no en el imperio de los privilegiados. Entiendo que este empeño en reducir el poder adquisitivo de la población, en empobrecer a los ciudadanos, al tiempo que se recorta en todo tipo de prestaciones sociales que dejan a miles de personas sin cobertura, general un nivel de pobreza que repercute en mi calidad de vida. [...]
Solo con el uso de la fuerza evitan que esas legiones de pobres respeten la propiedad privada o la vida de sus semejantes. Los episodios de violencia se suceden por todas partes.
Yo no quiero vivir en un mundo de torretas de vigilancia y guardas de seguridad armados que protegen las pertenencias y las vidas de los privilegiados habitantes de zonas residenciales.[...] Por eso, la defensa de las prestaciones sociales no es un ejercicio de progres sino, entre otras cosas, de inteligencia elemental, de supervivencia.

1 comentario:

  1. Este periodista gana alrededor de 4 millones de euros por temporada. Estoy de acuerdo con él en muchos aspectos, pues he dedicado buena parte de mi vida a defender los derechos esos mismos "legiones de pobres" de los que habla Wyoming (yo misma soy una de esas personas sin privilegios, pensionista, con una grave discapacidad). Pero, cuando él quite la alarma anti ladrones de su casa y reparta cada año al menos tres de los cuatro millones que gana entre los "no privilegiados", dejará de parecerme un posturitas sectario resentido con su padre (y gracias que no me pongo más "freudiana" :-) para profundizar en ese "escozor" hacia las ideas de su familia -rancias, supongo- que le ha obligado a polarizarse de ese modo tan visceral hacia el extremo opuesto... Al menos de cara a la galería). Y, repito, en muchos aspectos creo que tiene razón. En otros, no, porque esa suele ser la naturaleza de la Razón; que nunca está completa en ningún sitio. Ni en el mío ni el tuyo ni el suyo. Ese esquema de "buenos y malos" (en el que los buenos y los malos son siempre los mismos y viven en departamentos estancos perfectamente separados sin mezclarse jamás) que Wyoming siempre nos muestra, sólo encaja ya bien en los videojuegos y los tebeos, a poco informados que estemos.

    Seamos sensatos y tratemos de ser objetivos, aunque nos cueste, que nos cuesta y mucho. En el tema de los abusos de poder, de corruptelas, de opresiones y demás mezquindades, el estado que esté libre de culpa...

    Saludos. Te felicito por tu dedicación.

    .

    ResponderEliminar